lunes, 26 de abril de 2010

Una noche con el espectro de Alejandra Pizarnik





No es un verbo sino un vértigo. No indica acción. No quiere decir ir
al encuentro de alguien sino yacer porque alguien no viene


Alejandra Pizarnik

(Citada por Fany Graciela Jareton)




En la ventana
encontré el espíritu
de Alejandra Pizarnik
Hicimos el amor
hasta que las velas de la luna
se estrellaron contra las sombras de la aurora.

"Podrias ser mi padre"
dijo Alejandra
totalmente desnuda,
con gesto coqueto y desafiante.

Las primeras luces
flameaban su entrepierna.
Hembra ardiente Alejandra.
Antes de entregarse
me susurró al oído:
"El suicidio aumenta el apetito"

Después fueron los versos
que escribí en su piel
con tinta de orina de guanacos.
Con el cabello suelto
Alejandra reía como niña
por las cosquillas del pincel.

Hacia el mediodía
volvimos a amarnos.
Con el cenit
volvería desnuda
al reino de los muertos.
exhibiendo mis poemas en sus nalgas

Sus pies descalzos bajaron la escalera
mientras marzo estallaba
en hojas y en capullos,
en nubes y en nostalgias
en espectros y pájaros.

Alejandra:
iré a buscarte a la entrada de la muerte
y con tu sexo
desnudaré nenúfares
y explotaré cañones
mientras la madrugada
arroja sus potros desbocados
sobre el mundo


Gocho Versolari


Ilustración: Fidel García
Publicar un comentario