viernes, 4 de junio de 2010

Qué Blanco es el Cordero















Qué blanco es el cordero.
Míralo pastar serenamente,
como si nunca
lo hubiesen amarrado;
de patas y de boca;
Como si nunca
lo hubiesen encerrado
en un corsé de acero;
como si nunca
hubiera muerto de hambre
y hubiera renacido
para morir famélico de nuevo.


Qué blanco es el cordero.
Las mariposas aletean
y enero vaga lentamente
como una novia boba
por los trinos del parque

El cordero blanco es una mancha sobre el día.
Tan blanco
que anuncia flores rojas
y el rosal florecido
grita a las madrugadas
que cuando llegue el mediodía
habrá un muerto más sobre la tierra.

Gocho Versolari
Publicar un comentario