domingo, 24 de febrero de 2013

El Barco




El día es un barco
que no necesita de batallas ni de muertos
para avanzar glorioso
hacia el muelle del atardecer
donde las sombras de las aves lo reciben
con una estruendosa batería de alas.

Luego caminarás hacia tu propio brillo reflejado en el lago mientras en el gigantesco mediodía se contemplan las estrellas.ocultas en el sol

Luego derramarás algunas lágrimas frente a esas hormigas que iniciaran la trasmutación, cuando la tarde llegue al punto central  y una niña en el cielo derrame los arándanos del principio  de la noche.

Va y viene el barco
con el bronce de los sueños, aquel que sólo cimbra
en tu seno izquierdo
y desde allí se derrama sobre las cimas
sobre los valles azules de la madrugada
sobre  laderas cenicientas, pensativas
mientras la nave sigue majestuosa,
indiferente
y sólo podría detenerla
la trompeta de tu melancolía,
la humedad de tus lágrimas,
y el silente aullido
de tus buitres de luz.

GOCHO VERSOLARI

viernes, 22 de febrero de 2013

La Piedra del Cansancio




Quiero escribir desde la piedra del cansancio
que trepa a mis ojos y cae
una y otra vez
cae
porque creemos avanzar,
 pero  la vida se tuerce al llegar el crepúsculo
y los extremos
son corola y raíz
nube y tumba;
arriba y   abajo de un abismo
mientras los pájaros gritan su locura
y el duende de la luna extiende sábanas de piedra
y los brillantes precipicios de la noche.
nos hablan con sus lenguas de luz.

Un grillo devora las estrellas.

GOCHO VERSOLARI

lunes, 11 de febrero de 2013

Sostén el Llanto



Sostén el llanto, te lo ruego.
Sosténlo fuertemente.
Que no se cuele entre los dedos.
Más tarde incólume,
bestial,
deberás entregarlo hasta la última gota
cuando la luna
se presente descalza en el granero
y lo reclame
con  ese arcaico gesto de recién nacida.

Ha llegado la noche. Toma el cuenco.
Si aprietas los dientes, matarás una iguana
y su alma bajará a las catacumbas
donde el espíritu del llanto
clama por la luz de medianoche.
Implora
por los gritos del pan. Ahora
no derrames ni el brillo de una gota
sobre la suave tierra cargada de lombrices.
Si vuelas con tu llanto intacto hasta la aurora
cazaré para ti
una por una,
las palomas del sol.


GOCHO VERSOLARI

La Noche sólo sabe Alejarse





LA NOCHE SÓLO SABE ALEJARSE








Redonda,
 la noche tiene pies y camina
y sólo sabe alejarse
como el tiempo
que ignora los retornos cuando el alma
se llena de días y de panes
y llora los reencuentros

La noche sólo sabe dejarnos
cuando en el diálogo silente
estamos a punto de descubrir el animal que oculta
entre sus vastos y brillantes hijos,
entre las plumas de sus quietos pájaros.


Hubo una noche verdadera
que nunca pudimos descubrir.
Sólo muestra sus huellas
en el instante en que la luna
se bebe todo el lago
 y se suicida
en el izquierdo ángulo de tus ojos limpios.

Ahora
crepitan las estrellas.


GOCHO VERSOLARI