domingo, 24 de marzo de 2013

De Trineos





¿Sabes? Debo dejarte. La llovizna
pinta de lágrimas las cosas y el paisaje
El trineo no tardará en llegar.
 Apenas
un par de milenios desde que el hielo
sellara las puertas de tu casa
y de tu muerte,
gélida como toda muerte;
manos cruzadas sobre el pecho
y ese aire níveo de todo cadáver

Ya llega el trineo. Ya las flores
abren sus corolas y me llaman.
El viaje es largo y lóbrego
a pesar del enorme mediodía
que revienta la atmósfera.

Galerías oscuras e invisibles
repletas de gusanos,
se esconden en el nítido aire de la tarde.,
Te llevaría, sabes
Subirías ataviada de blanco
con carnes súbitamente firmes
con tu sensual mirada de las tres y las cinco
y los cuatro animales emblemáticos
que rodearían tu talle:
como estolas redondas.

,
Pero no vendrás conmigo;
lloraría por ti en todos los senderos
y no deseo que presencies mis lágrimas
Sólo imagina mi dolor,
para que los gemidos
no tengan  límites en tu fantasía 
y sean como el mar  vacío de tus tardes
que cuelgan en racimos
desde los límites del agua

El trineo ha partido
Ha bebido los espejos del tiempo
y ahora
traspasa las estrellas.


GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario