miércoles, 24 de abril de 2013

La Lágrima





Una lágrima puede atravesar el mundo
cuando transporta una partícula azul
de esas que llenan las mañanas más allá de la luz de la ventana y de las montañas nevadas e hirvientes del día.

Entonces la lágrima tenazmente
perforará trozos de tierra,
goterones de silencio
y llegará hasta el vientre de los pájaros muertos
donde se detendrá a beber gelatina enriquecida con el néctar de los huesos y de los octavos cánticos de los sarcófagos.

Nevada
irreverente
noctámbula,
la lágrima seguirá descendiendo como un insecto sin alas
en un tenaz vuelo hacia abajo
encontrando cuerpos de doncellas
tenedores antiguos,
y los candelabros deslucidos del centro de la tierra.
Luego se balanceará suavemente en el cuarto siguiente de la esfera
apuntando al tiempo
del otro lado del mndo
y saldrá a una noche rebosante de estrellas,
donde el alquitrán de los buitres
se abalance sobre el sueño
y los dinosaurios de luz se persigan  unos a  otros
hasta acuchillarse con los colosales mediodías
y beber la hemorragia gozosa de los ciclos.

Entonces imploraremos a la lágrima
que en esta oscuridad
nos traslade un poco de la luz que brama
en las costuras azules de su noche.

GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario