sábado, 27 de abril de 2013

La Mano Izquierda de la Luz



Las sombras del último sol
se apiñaron en el vallle y escaparon
por las plantas de tomillo
por los cantos de los pájaros
por el añil del firmamento. En toda luz siempre hay una sombra con forma de  yelmo medieval
decía y dice el caballero andante
cuando cabalga en dirección al cerro de la madrugada
"Las sombras del último sol. Aquí las traigo"
afirmaste en medio de una premonición oscura
volcando tus manos vacías en el linóleo
Entonces las tomé
apreté tu talle
y te dije que nos encontraríamos en la inmortalidad
cuando los huesos de nuestros hijos dancen en los desiertos
y nosotros sigamos buscando los oasis
para calmar la sed,

GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario