viernes, 17 de mayo de 2013

De Espectros





El espectro
surge en la mitad de la noche
como un viento en los ojos
que evocara ruinas,
huellas sin pasos
mientras las hogueras de junio
trepan por las cuencas de los muertos.

El espectro surge y se retira
casi cuando la madrugada
se monta en el cuchillo brillante de las cuatro
y de inmediato
se repliega en una penumbra transitoria
como el baile azul, como la danza
llena de sombras que alguna vez colgara
de tu belleza de páramo silente.

El espectro se marcha
a través de cerradas puertas, de farallones
que recogen el ruido de las olas
en la ciudad sin mar.


GOCHO VERSOLARI

Ilustración: Leaving the Theatre - Carlo Carra
Publicar un comentario