lunes, 27 de mayo de 2013

El Cielo es un Enorme Camposanto






El arco de la noche
tiende alimentos a las palomas negras. Sólo aquellas
con plumas azabaches
y ojos como rubíes.
Sólo aquellas
que levantaran más de un amanecer
con sueños alados, pajarinos, con sueños de nido y huevos que se rompen
tiñendo el amarillo del crepúsculo.

El arco de la noche
tiende alimento a las palomas rojas. Sólo aquellas
que hayan matado una doncella con sus picos
y con la sangre
tiñeran alguna vez la cúpula de una catedral
y lograran la risa de los muertos.

El arco de la nochees un enorme camposanto,
cuando la tristeza de la tarde
se inocula a sí misma como un lento veneno
en corazones de gacelas
en serpinetes ambarinas
en el pan con que amasamos la madrugada.
y en nuestros sueños.

Gocho Versolari
Publicar un comentario