miércoles, 1 de mayo de 2013

Un paso más acá del horizonte





El recuerdo es glorioso, estridente
como una orquesta de pueblo en plena tarde
como tu risa
colgándose de las laderas
como la fiesta que llegó desde el crepúsculo
y en vez de la noche
el día inauguró un amanecer.

Y la nostalgia funda un llanto a chorros
que rueda sobre la alfombra
que anega el linóleo y llena de peces azules
la mirada del gato.
La tristeza arroja su jolgorio
sus piares y sus cantos hasta que cierro la cortina
y sumerjo la nostalgia en la luna serena
en los cuencos de sal
en las lágrimas cuadradas que derramaste
cuando todas las ausencias se fugaron
y se instalaron
un paso más acá del horizonte.

GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario