miércoles, 26 de junio de 2013

No te alejes. No te marches



La melancolía es un barco
sin casco ni quilla
que transita el andamiaje de mi cuerpo cuando la tarde cae
y no hay quien la sostenga.
Aclaran luciérnagas las noches más oscuras y cormoranes llevan en sus picos las mañanas mientras bailas descalza frente a mi puerta y los relámpagos  iluminan tu cabello suelto, tus labios brillantes y tus ojos que pugnan por liberarse de las cuencas.
La melancolía es un pez sin aletas ni escamas
que nada mi vientre de norte a sur,
de este a oeste
y se detiene en las vallas del agua
al llegar a la pelvis.
No dejas de bailar mientras los monstruos te acechan. Han venido a buscarte desde el lejano sur de lanoche, aquel atardecer en que la tristeza se enredara en el ancla del silencio.

No te alejes.
No te marches
ni a lamuerte ni a la vida
Quédate bailando en mi puerta. Cuando la aurora llegue, ,
con la levedad de la luna que se marcha,
me inclinaré para besar tus huellas
una a una.


GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario