viernes, 28 de junio de 2013

Tu baile después del mediodía


Sé que a esta hora,
cuando rendimos tributo a la mesa de la abuela
gustas danzar sobre la hierba
Te quitas los zapatos
te remangas la falda
cierras los ojos y las moscas de la tarde
marcan la coreografía. A veces
bailas hasta que en el río
los barcos se detienen 
y los marinos ahuecan las manos para verte
Aún hay grillos cantando
cuando la luz explota
y se escuchan los gritos de la madre
con su voz de abalorios. Basta
perderse un instante en el bosque del crepúsculo
para que los lobos de la noche
se precipiten sobre tu garganta y soñemos
un amanecer cargado de cadáveres
Ahora
Sostienes el día con tu baile,
ese que tus pies modelaran luego del mediodía
mientras nuestros estómagos procesan choclos
trozos de alas
ocumo,
    yuca
 pomarrosas
Sostienes el día con tu baile
y luego soñaremos que la noche
navega nuestra bilis en un barco cuadrado. La luna
se descalza contigo
y danza sobre tus huellas
y repite tus gestos
y el cielo es un  atanor enorme
donde hornearemos el pan de la alborada.


GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario