sábado, 6 de julio de 2013

Sueños de Nimbautar



A Nimbautar lo despierta diariamente la metralla
y el silencio de la nada..
El amanecer rojizo
ilumina la línea de cadáveres desnudos
con las bocas repletas de medallas .
Nimbautar sigue huyendo
 Tan sólo al mediodía, en un cono de sombra del sol, podrá refugiarse a soñar serenamente. Ahora escapa por los campos repletos de balas y de púas; de gritos y de muerte.

Los heridos
los prófugos
los moribundos
aspiran entrar a sus sueños
como un lento gemir, como una chispa;
como un brillo de sol en las ventanas
de una mañana de domingo
donde los dioses invaden las cocinas
cabalgando las partículas del sol.


En masa,
los desheredados, los sufrientes
procuran atravesar la puerta
de las visiones que forja Nimbautar
Al llegar la noche, basta un claro de luna entre los árboles, para que despunte un sueño. Los radares procuran detectarlo . Si alguien muere, todos deben morir. Dios se ha equivocado y los errores se corrigen, dicen los genocidas con sus voces de gansos y sus
divinas auras .
En tanto en la laguna,  a Nimbautar le basta sumergirse un instante para desplegar un sueño
largo como un cometa 
que contamine el agua

con duendes brillantes y azulinos.

Nimbautar aún huye,
aún sueña,
cuando vemos la luna en creciente tenderse como una amante desnuda
en su primera noche;
cuando sentimos los pasos de los muertos
y el arañar la ventana a eso de las doce,
Nimbautar sueña. 

Ferozmente sueña,
con el instinto,   las rodillas, los empeines;
sueña con el dorso de las manos
y la lenta humareda de los vientres
recién arrasados por las bombas.

Los cocodrilos
piden dinares de a miles   por un  simple atajo
al último sueño de Nimbautar,

entre niños degollados y asesinos que se alejan;
entre lunas carmines y aguas negras.
 

La noche llena el mundo de alacranes
y las estrellas revientan en silencio y entre sombras
La nube dorada de los sueños

se agiganta, vibra, late
y canta mientras cruza las estrellas.

GOCHO VERSOLARI


Ilustración: El puente roto y el sueño - Salvador Dalí
Publicar un comentario