sábado, 21 de septiembre de 2013

Reflexión sobre la nieve



Observa caer los copos trasparentesque gimen con sabor a cenizas al golpear sobre el asfalto
No ha llegado el sol que los derrita,
el caliente grito que los retorne a las lustrales  aguas
 Entre las paredes descascaradas
de mi cuarto y mi vida,
ella sube a tu cuerpo y lo cabalgas
y su calor se yergue como una yegua desbocada
y busca los calores del mundo
para crear una lengua fragorosa que arrastre y arrastre la melancolía de toda nieve
En tanto las luciérnagas de la locura
bailan en el aire de agosto
con su silencio cálido;
con las ovejas de la noche
forman el lento  bestiario  de las horas.
Asnos, gansos, patos y cochinos
 arrastran su cuerpo al pandemonio de la noche. Lo buscarás
en volcanes apagados, en duelos azabaches
y lo traerás rampante cuando llegue la aurora
y la mañana se llene de grillos y de águilas.

Ella explotará desnuda entre tus piernas
para derretir una a una las estrellas

GOCHO VERSOLARI 

Ilustración: Mathew Scherfenberg
Publicar un comentario