miércoles, 6 de noviembre de 2013

Tus Pies





Tus pies,
dragones asombrados y asombrosos,
recorren mi vientre en las mañanas, transforman en tierra mi ombligo; en pájaros
 los sueños de mis vísceras.
Cantan sin boca, sin cuerdas ni sonido
ocultando sus notas
  en el  animal que protege mi sexo . 
Tus pies,
soldados de la noche trotando amaneceres,
pájaros rastreros y aguaceros tiernos, 
súbitas  muerte de las ramas.
Tus pies
que llegan
y se marchan
por la ventana de las horas,
cuando las lluvias montan los sueños en el vagón del día
y tu madre llena las glorietas con su presencia enorme. Tus pies.
Siempre tus pies
hechos de fuentes y de porcelanas,
de azules vasos con ojos y con manos,
Tus pies:  blancas garrapatas
capaces de beber la sangre de los ángeles.
Guardan la suavidad
 de todos los tornados
y la pasión morosa de las piedras
bajo el canto de la luna en las noches de agosto.

Tus pies,
pequeños huracanes.
Demuelen una a una las estrellas. 

GOCHO VERSOLARI 

Ilustración: Vizerskaya
Publicar un comentario