lunes, 15 de septiembre de 2014

Crujen las Estrellas




Cuando te acercas descalza en la madrugada, a tus espaldas camina tu niña. Tu niña. Tú misma y al volverte
se pierde en un pellizco del cielo y luego se descuelga, se descuelga sobre tu cráneo
y una raíz se prende de tu tobillo y se suelta de la tierra
y graba en tu piel el lenguaje de la noche;
todo,
todo,
sosteniéndose del toldo del día que cruje 
como un papel ardiendo
mientras un ejército de monos
 se descuelga
se descuelga
y resulta
que tus pies desnudos pisan los demonios
mientras gritan a coro desde la hierba
y todo ocurre en un dedal,
más pequeño que la uña de tu dedo pequeño
y más poderoso 
que el jugo plateado de los astros. 

Escucha
Escucha...
Crujen las estrellas.

GOCHO VERSOLARI

Ilustración: Gerard Di Macchio
Publicar un comentario