viernes, 24 de octubre de 2014

El Hipopótamo Azul







Una ley rígida como un negro hipopótamo
 me impele hacia adelante
y sólo me libero
al detenerme al costado del camino
al escuchar el canto de los pájaros 
al hundirme en los fluidos de las cosas. 
Una ley rígida me impele hacia adelante
y sólo la detengo 
cuando observo en el atardecer
tus descalzos pasos que llegan hasta la glorieta
a recoger los fantasmas de los pájaros,
a deshacer la entretela de las bestias,
a cerrar las grietas 
que el tiempo 
remoto como los juegos de la luz
abriera en la entresombra


Día tras día
noche
tras
noche, la luna
es un hipopótamo azul
en tu mirada. 

GOCHO VERSOLARI

Ilustración: Max Sauco
Publicar un comentario