miércoles, 22 de octubre de 2014

Hace Cincuenta Años






Hace cincuenta años cumplía quince  
entre guirnaldas,
peces voladores.
 iguanas de colores y  azules trompetazos 
Hace cincuenta años
el corazón del silencio guardaba gotas
 de sangre negra
que a veces se aclaraban
y  a veces se podrían
 en mis venas de mirra y amaranto.
 Hace cincuenta años
 cumplía quince 
 mientras un grito índigo
se deslizaba entre cometas
y una estrella caía 
sobre el cuarto silencio de la casa de enfrente 
Hace cincuenta años,
 tomado de la mano de mí mismo,
recorría calles alumbradas
 tan sólo en las esquinas
Hace cincuenta años
fumaba el humo de los trenes
y lloraba la lluvia con mis ojos
 a través del cristal
mientras buscaba el otro mundo,  
el de los techos
 y conocía la voz de cada perro
y todas las noches invocaba a la locura,
que llegaba con ojos de borrego
Después los gritos de mis padres. Después
los crepúsculos con olor a gasolina.
Hace cincuenta años
cuando la Guerra Fría
convertía al mundo
en un lecho de sal y desde el cielo
agonizaban y morían las estrellas.

GOCHO VERSOLARI

Ilustración: Pavel Bergr - 

Publicar un comentario