martes, 28 de octubre de 2014

Una Eternidad Cobriza



Una eternidad cobriza
destilan los pájaros azules
escondidos en los zócalos
y en las arrugas de los cielos rasos. 
Una eternidad cobriza
en el andar de la noche,
 oscura y brillante muchacha
que balancea las caderas sobre el lago,
y que más tarde
se tenderá en las miradas romboidales
de los silentes batiscafos que la recorren
y la recorren
con su carga de ahogados cenicientos
Una cobriza eternidad la de tus ojos
que se arrojan día tras día a los abismos
e inauguran la boca del dolor
ávida de risas
de plenitudes
de aromas a lavanda

Se balancean y caen sobre sí mismas
las estrellas.

GOCHO VERSOLARI

Ilustración: Santos Hu- 
Publicar un comentario