domingo, 16 de noviembre de 2014

El Código de las nubes (Hay que quitarse los zapatos para subir al cielo)





Las nubes encierran un mensaje
que si lo develáramos
cambiaríamos de mundo en un instante.
La vejez de las cosas, el cansancio del lago,
los gritos deprimidos de los gansos,
todo se sumergiría en el tuétano de un remolino
que arrastraría al fondo de la tierra
esta tarde y tus descalzos pasos
recorriendo mi vientre.
Cada nube es un verso y de saber su código
podría estallar el atuendo del día,
 llenarse de moribundos pájaros,
el aguacero del crepúsculo
y de soles alados
la tristeza de tu calle
Te sientas en la ladera de los recuerdos
y miras hacia el cielo;
las nubes
se deslizan tiernas y abultadas; perros suaves,
buscando sus collares
Cuenta los orillos, las tardes, las voces susurrantes;
busca el código hasta que la noche entre
y tus padres te exijan que te calces
y que los acompañes a cenar.
Entonces explotarás la mesa
y una línea brillante y amarilla
extenderá el consuelo a la roja madrugada,
cuando el sol se narre a sí mismo aquella historia
que nunca podremos recordar.

GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario