viernes, 21 de noviembre de 2014

El Prólogo del Agujero



Este es el prólogo del agujero.
Describe el momento en que me asomo a sus bordes
mientras la tarde tibia crece desde la tierra
y veo el sol perfilarse en las profundidades
Este es el prólogo del agujero
Se describe un árbol con las raíces en los cielos
creciendo hacia abajo
hacia abajo,
bebiendo el sol verde de las profundidades. En esta tarde
todo se ha invertido
y lentas nubes avanzan por los pastizales
buscando insectos con rostros humanos
para alimentar la savia muy parecida a la sangre
Este es el prólogo del agujero
que ha crecido inesperado en el jardín
cuando buscábamos un modo de llegar al futuro
para ver la muerte y la vida trenzadas en una cópula feroz,
arrancarse la piel de los ijares
y morderse hasta que la sangre suba al cielo
y caiga como la lluvia de esta madrugada
y nos salpique al intentar vislumbrar la profecía
mientras nos olvidamos del presente
y sus arcadas de luz y de gaviotas
y su carne de pan y su silencio
y las amables frondas y nuestros pies desnudos
sobre la grama fresca, pero llega la noche
y nos despeñamos en pos del mañana
y nos olvidamos
que este es el prólogo del agujero
cuando contenemos la respiración
un segundo antes de arrojarnos
a la madre de todos los abismos
esperando caer como peleles
en las  estrellas tibias de mañana. 

GOCHO VERSOLARI

Ilustración: Wolfgang Lettl -
Publicar un comentario