domingo, 16 de noviembre de 2014

Gusano Solitario (Fantasía de un código de ética para motoristas y vermes)




Gusano solitario
recorre la manzana
La carne es dulce

y recuerda los momentos en que estaba junto a ti, y con aquellas manos humanas acariciaba tu cabello y te escuchaba ronronear azul en el crepúsculo

Gusano solitario
repta, trepa, muerde
 la roja manzana que se abre

bajo el polvo del sol como una boca

y los momentos en que te llevaba en su moto, no dejaba de ser gusano a pesar de ese insecto que murmuraba entre sus piernas, a pesar del aire que sentías en tus cabellos y el vértigo de nácar de la velocidad y el sexo.

Gusano solitario
se tiende en el pedúnculo
a tomar el sol de tus ojos
babosa lenta en la tarde
que se prende de tu desesperación
cuando todos los crepúsculos trazan una línea
y cuelgan de la primera luna.


 De las primeras,

de las reptantes y desesperadas
estrellas


GOCHO VERSOLARI


Ilustración: Dino Buzzati  
Publicar un comentario