domingo, 16 de noviembre de 2014

Nocturno (Fantasía tan sutil que aún dudo si fue escrita)





Y la noche sigue elevándose
azul,
cenicienta,
embadurnada
de insectos y desembocaduras.

La noche.
llena de claustros
de pergaminos cenicientos donde el tiempo
tejiera escarabajos de limo negro
y montañas de pesadez en las pupilas.


La noche,
tibio y blando bostezo de tu cuerpo
blanco y desnudo sobre el dorado trigo.

La noche, niña azul,
que aún sigue creciendo en mi locura


GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario