domingo, 15 de febrero de 2015

Déjame Hablar con el Silencio


Limítate a llegar descalza
por la escalera que da al ático
cuando la nieve arrecia y las colinas de la noche
se cubren de comadrejas azules;
de laderas de pan.

 Yo en tanto,
seré una sombra debajo de los muebles
buscando los rincones más oscuros
con devoción de iglesia.
Cruzarán las arañas por mi rostro
y reptaré corriendo ese trozo de vacío,
esa leve penumbra,
ese rincón profundo
donde duerme la ausencia.

Me alimentaré con un pan sin levadura;
sin corteza y sin masa;
con la mirada de una hormiga;
y un pez oscuro y sin sustancia
que segundo a segundo se disuelve
en la noche sin luna.

Ahora
cuelga de tus tobillos las estrellas
y ve a bailar descalza en los pantanos.

GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario