lunes, 2 de febrero de 2015

En Plena Noche




En plena noche
marcharás descalza hacia la selva
sin atender los seres del submundo
que después de las doce se reúnen
en los árboles,
en las piedras,
en el corral donde encerraste tus sueños bajo llave
para luego arrojarla entre los senos 
 de la dama del lago.

La noche es un enorme útero que te recoge
y regresarás al campamento cuando la alborada
sea un brillante gusano entre las cosas. 
Quizá  aprendas a escuchar al silencio del día
sin los murmullos de los automóviles
sin los gritos de tu madre, 
sin los desesperantes vaivenes de las goteras. Ahora,
cuando las estrellas se agotan
y la noche se ha convertido en un renacuajo;
cuando tus pies recorren el borde de la luna
y te derrumbas a eso de las tres
sobre mi lecho.

GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario