domingo, 8 de febrero de 2015

La Muerte Descalza



 Llueve en la enésima tarde azul. Llueve
y la muerte nada en las gotas 
que quedaran sobre la baranda de la escalera

¡No te sostengas! ¡Baja descalza
peldaño por peldaño!. No sabes
si en esta humedad, si en aquella
se esconden los silencios puntiagudos,
las tardes que no atinan a llenarse
y ese trozo de nada
como un grano de arena. 

Azula la grama
cuando la muerte se desnuda los pies
y corre sobre brasas. Creemos que arde
y al revisar las cenizas
descubrimos un par de carbonizadas plantas.

 Tomaste una foto del momento. 
La muerte en llamas
como una muchacha muy hermosa
Su rostro, el de la vecina
 de dos casas al sur. Esta mañana
la encontraron inmóvil,
fría,
 intacta,
recostada en el linóleo.
Trazó dos estrellas en sus plantas
poco antes de morir.

Bajo la luna
la muerte se ha descalzado y recorre el lago
guardando en su bolsillo las semillas de luz
que arrojará al cielo dentro de dos horas
para que el sol estalle
y las cobras negras regresen a sus madrigueras.

Duermes. Tu belleza inmóvil 
enloquece y derriba las estrellas.

GOCHO VERSOLARI

Ilustración: "Abandonada" por Kantovir
Publicar un comentario