sábado, 23 de mayo de 2015

Variaciones sobre el día y el espectro de tu descalzo cadáver




Errabundo,
el día se despeña entre pájaros;
 lenta armonía de  esferas
sobrevuela tus ojos extraviados
y cruzan por tu casa,
 abejas y espectros de elefantes
que la tarde cobija
en sus lunas erráticas .

Errabundo,
el día acomete con sus cascabeles,
con su metáfora de pan
mojado en sangre;
como si nada
un puñal se atraviesa en tu garganta;
desplegará la luna
el espectro de tu descalzo cadáver
por las antiguas estrellas de la fronda.

Aún no llega la noche. El día
es sólo un moribundo que sonríe.

GOCHO VERSOLARI

Ilustración: __by_ilonashevchishina
Publicar un comentario