domingo, 19 de julio de 2015

Fresco de un mediodía de verano (De "Poemas Anagógicos")



Cuélgate de las manos y balancea el cuerpo
hacia delante;
hacia atrás;
mientras las corolas de las flores hierven de deseo
y las abejas se derriten entre  aullidos silenciosos...

...hacia delante;
hacia atrás

y el fantasma del atardecer ronda el mediodía colosal
en que caminarás descalza por la fronda
sin el temor
de quemar tus plantas en la tierra bullente.

El mundo es un volcán
y en el aire se desbocan
los búfalos de la alegría.
Hay aprontes de eternidad
en el bramido del río,
en la rama que cae,
en el pájaro invisible que se contempla en una de tus huellas
como en un espejo.

Una gota de noche se desliza en la corola del sol;
por un instante,
un llanto breve anega las cosas
y luego continúa
 la plateada feria de la tarde.

Te coronaré con ligustros frescos
y entrarás en el pueblo a lomo de un pollino.
Al verte,
el cura entonará el Ángelus
y los cielos, la tierra y los árboles
modularán el contrapunto.

Húndete en la luz de las cosas.
Bajo tus plantas se desliza
 el río de la inmensidad.

GOCHO VERSOLARI

Ilustración: kassandra__majestic__inspired_by_royo_by_gestiefeltekatze
Publicar un comentario