jueves, 24 de septiembre de 2015

No podemos permanecer en el Sano Juicio en esta Noche de Setiembre (De "Poemas Anagógicos")



Permanecer en el sano juicio
como diría mi abuela, 
no es bueno en las noches de setiembre
donde en medio del llano 
se levantan montañas que luego se derrumban
y los pájaros transportan lagunas en las alas. 

Permanecer en el sano juicio
no es aconsejable 
cuando te acercas descalza y perfumada, 
haciendo sonar  las tablas del corredor
y crujen los fantasmas ante el balanceo de tus senos
y la soledad del sendero se deriva por canales
tiernos como  trompas de elefantes.
que obrarán a modo de caricias
en tu labio inferior.

Y el aire se llena de bazares
y de miradas de sabios ancianos y sabemos
que no estamos solos cuando hacemos el amor,
aunque tranquemos las puertas de la casa
y no haya fantasmas, insectos, amebas
que ronden por los cuadrados ángulos.

 Siempre estará la anciana
observando desde un rincón del aire
cada uno de los movimientos y los pelos que se escapan de los cuerpos
y se ocultan debajo de la cama
mientras la noche de setiembre cuelga de los tersos capullos del otoño
y la luna se extiende y se extiende 
como tu huella azul,
desnuda,
en las tablas del patio.

GOCHO VERSOLARI

Ilustración: José Manchado
Publicar un comentario