miércoles, 30 de septiembre de 2015

No dejes de llover sobre mi ombligo





Regresarás pasado el mediodía
cuando canten los gansos y la tarde
apronte su vuelo hacia sí misma.

Entonces nos acurrucaremos;
apoyarás tu sueño en mi cabeza
y tu mano en mi pan.

La tarde nos mojará con  cigüeñas azules
y enhebrará agosto
 cintas de luz en tus tobillos

En el crepúsculo mojaremos la masa
para reparar  las paredes del levante
que destrozaran los monstruos del poniente.

No dejes de llover sobre mi ombligo
desde las luces que vomita el norte;
desde el cielo que hiláramos.



Desde el grito del pan.

GOCHO VERSOLARI

Ilustración: Crimson Night by Yayoi Matsunaga

Publicar un comentario