domingo, 4 de octubre de 2015

Breve y muy Carnal Disquisición sobre la Verdad (De "Cantigas herejes")





Mírate brillar,
descalza y nueva;
eres un sol  lento y tímido,
 una lengua azul
que emerge de la tierra llenando de humedad
los socavones.

Cuando observes la verdad
 volarán los peces y el silencio
soltará culebras doradas y chispeantes
en el vino que esta noche
beberán los ancianos
Cada sorbo,
traerá fuerza a los miembros,
brillo a los ojos
y explosiones de sal entre las piernas.


Mírate brillar,
descalza y tierna:
late tu pisada en mi costilla 
y estallan tres estrellas
guardadas en mi esternón desde milenios.


La verdad
espera tus pies desnudos en la noche
y atraviesa lejanos y azules remolinos
cuando abril se derrama
 sobre tumbas antiguas.

La verdad está en tu cuerpo
desnudo y aterido
luego de haber atravesado la laguna
desde el bosque lejano hasta mi umbral. 

La verdad es un azul renacuajo
que entona endechas de amor
en la tercera piedra contando desde el parque


La verdad
es esta mirada
que recoge una tarde 
cargada de batracios tibios
y de buitres de piedra.

Mírate brillar,
descalza y tibia
mientras agosto lanza pájaros de sal 
sobre la fronda.

GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario