lunes, 16 de noviembre de 2015

Si Escucharas Cantar los Alhelíes, la Próxima sería la Noche de tu Muerte...




Sentada en la ribera, 
los pies en la corriente helada,
me dices:
Si escucharas cantar los alhelíes,
la próxima sería la noche de tu muerte...

El verano 
adelanta su piel sedosa. Los alhelíes 
blanquean la tarde y sus contornos  
y por grietas enanas
 se cuelan en los arabescos del tiempo.

Pareces olvidarte de tu profecía
y juegas con un tallo al que masticas.
Se queda una brizna en uno de tus dientes;
me sonríes
mientras ayudas a una hormiga a sostener su carga.

Si escucharas cantar los alhelíes,
la próxima sería la noche de tu muerte...

Quitas los pies del arroyo, te incorporas
y corres por los senderos del bosque;
con un leve gesto del cuello y las caderas,
me invitas a que te haga el amor 
cerca del cementerio del sur
donde tu madre supuestamente espera
el día de la resurrección. 

Te persigo con desgano. Tu silueta
flamea, se alborota
y se pierde en los recodos del sol.
Los alhelíes
se multiplican en los canteros azules;
llenan el aire
de una bestia dulzona que entra en las narices
y sale por los ojos. 

Mientras te persigo, 
lanzo una oración en que reclamo
 la mudez eterna
 de las flores todas. 

Desnuda en la arena húmeda de las cuatro,
te entregas durante una hora resbalosa
en que el tiempo se convierte
en   cachalote tibio y aceitado.

Cuando el sol da la vuelta,
te vistes lentamente; 
acaricio tu empeine derecho
y escucho la música lustral; las voces
que giran, se retuercen, forman espirales
para prenderse finalmente
del escorzo negro del verano; de la promesa
de una muerte con panes y con pieles. 

Me acaricias la cabeza.
y me dices:
no te preocupes,
yo también los escucho. Esta noche
dormiré a tu lado 
y llegaremos unidos a la aurora
en este mundo,
 en el otro...
y escapas  riendo enloquecida. 

Ha pasado un kalpa
con sus ciclos de fuego y de alegría
y aún sigo las huellas que dejaste
una vez,
otra
sobre las firmes arenas de la muerte. 

GOCHO VERSOLARI

Ilustración: see_through_by_td_fotodesign

Publicar un comentario