viernes, 11 de diciembre de 2015

Variaciones sobre la siesta desnuda que colgáramos del sueño de una mosca




En esta siesta,
que cuelga del sueño de una mosca azul,
 el alma presiona sus barrotes
y me murmura cosas al oído
y hay imágenes instantáneas de pájaros celestes,
y esa  bruma 
                           y ese atardecer
construidos con mi cuarta costilla
y un viajar
           y un regresar,
                          y un quedarse
y una danza súbita y una aurora que llega.

...y la mosca sueña
y los cientos de ojos
ven fantasías de ciruelos y de pasos lentos
que recorren el vuelo de la luz.

...y la mosca sueña,
 y la vida deja de fragmentarse y de rodar
como una enorme ameba
y se concentra en tu figura descalza
que acaba de llegar y trepa al lecho
para enfrentar la siesta de las cosas.

GOCHO VERSOLARI

Ilustración: kimberly_15_by_spawlphoto
Publicar un comentario