domingo, 27 de diciembre de 2015

Variaciones sobre una mañana de invierno




El amanecer,
despliega   tiendas en la lejanía.
Un pájaro blanco nos habla del invierno;
pero en esta jornada,
el cielo amamanta níveos tordos,
albos cuervos
y un fragmentado sol
que llega a cada uno de los que recorremos
el sendero de piedras.
El amanecer
me presta los brazos para tomarte
y el sendero se une a tus plantas
como un amante súbito, impetuoso
que anticipará los gritos de la noche
y el salado resonar
de las estrellas.

GOCHO VERSOLARI

Ilustración: castaway_by_solus_photography
Publicar un comentario