miércoles, 13 de enero de 2016

"Nunca beses a nadie..."





De marcharte en mitad de la noche,
recuerda guardar los secretos;
nunca beses a nadie; en tu saliva
brilla el misterio de la voz del anciano
bajo la luz de abril. 

Nunca acaricies con ternura; recuerda
la bestia plumosa que esconden tus palmas
y las infidencias con sonido de oboe
que vibran en tus dedos.

Te marchas;
un potro se lanza al ruedo de las nubes
donde acaecen tus pisadas;
con un maniego pico,
un pájaro de plumaje macramé
toma las semillas que tus plantas
riegan en el atardecer.

Conserva los secretos
azules, 
muranos,
sonoros hacia adentro
como tus pies desnudos
cuando pisan el solar de las sombras
para no despertar al anciano que vuela
en las cuadradas nubes  de los sueños

A eso de las seis,
el reloj de la torre suelta los soles verdes
que en la noche treparan despacio
desde las profundidades de la tierra.
Estás a mi lado
y a la vez
en el extremo de la cruz del sur,
abalanzándote sobre los cerros grises,
bebiendo a mares
el  angular licor
que las estrellas destilan gota a gota,
trago a trago
para volcar en cada una de tus huellas.

GOCHO VERSOLARI

Ilustración: from_nothing_to_nowhere_by_mrkostas

Publicar un comentario