domingo, 27 de marzo de 2016

Saturas la noche con tus hermosos huesos



Saturan tus huesos los mojones hipnóticos
que se atrancan en pupilas llenas de cenizas
y de cuervos
y de mosquitos
veloces como flechas. Inoculan
raptos místicos y azules
que afinan y trasladan nuestro ser
del último callejón lleno de muerte
al cielo séptimo con adláteres plumosos
y  enjuagues llorosos y beatíficos. 

Saturan tus huesos;
no dejan de saturar, huesos hermosos,
que caminan descalzos las cornisas de la noche
y sólo se detienen
para oler las flores 
que dejara ayer en el alféizar.

En unos segundos
cortará el níveo tren de las horas
el  azul cuadrangular de tu desnuda marcha 
por los andariveles del vacío.

GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario