viernes, 13 de mayo de 2016

Tirita el sol en el fondo del lago (De "Poemas desde el Tentáculo")




El día nuevo se abre una vez
y otra
Corolas y corzas rebosantes de polen
gritan el dolor de la cuarta nube.
y el día nuevo se abre una vez
y otra
y los insectos de la noche cantan como María Callas
cuando Onassis laceraba su espalda
y cada lágrima era un temblor de los árboles,
el caer de un pájaro en el río ,
el descolgarse de la quinta abertura
donde la luz se mezcla al vacío.
Allá en el fondo
el día nuevo que se abre
una vez,
otra
y que lleva las estrellas colgando de los hombros
como un cósmico, mendigo
como tu marcha lenta, descalza por los médanos
cuando procuras arañar la luna
que se esconde redonda en cada cosa.

Ahora
tirita el sol en el fondo del lago.

Me hundo a rescatarlo.

GOCHO VERSOLARI

Variación sobre la melancolía






La melancolía estaba unida a tus piernas.
Seguía tus pasos
mientras la bruma de la tarde
nos alcanzaba un té en la enramada.
Hasta te dedicaste a morir
tendiéndote entre las hormigas
con las manos cruzadas sobre el pecho
Luego tuvimos que enterrarte
mientras la vieja casa se llenaba de nostalgia
y los patos de la noche
traían en sus picos
retazos del dolor del universo.
Hoy la melancolía dejó tus pisadas
Hoy no transita entre hormigas,
ni trastea entre los escarabajos.
Es una tenue bruma
que llena el sol, el aire
que emerge de la tierra
derrite tus pisadas
y se embarca
en los tenues y eternos alveolos de la luna.


GOCHO VERSOLARI