sábado, 13 de agosto de 2016

Canto a los Extraños Atractores N° 17



Los extraños atractores,
pájaros con mi rostro
atraviesan la noche del desvelo.

Me paro de puntillas y les grito:
desde que mi alma cruzara los pantanos
ya nada es igual.
No se apaga la luz de las cosas
y el sabor dulce se mantiene
hasta en los fríos cadáveres del aire.

Los extraños atractores,
pájaros con mi rostro
se detienen un instante, me observan
y sus miradas abren abismos a mi paso.

Ahora se alejan de la casa.
Abandonan el mundo
Tan sólo me sostengo
en un monolito   de yeso azul
que espera el vuelo de una mariposa
para quebrarse.

Abro los ojos. tiendo la mano
y tomo una de las uvas dulces que crecen
en las estrellas.

GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario