lunes, 3 de octubre de 2016

Variaciones del Sueño con una Cafetera



Soñabas con una cafetera
que tomarías en la sala
y llevarías a tu jergón azul
 donde seguirías soñando
con esa cafetera
en la que hirviera un café mezclado con sueños y con ciclos;
dinosaurios de luz,
mediodías como puñales de obsidiana
y soñabas con tu caminar
hacia el origen de la luz,
hacia la fuente de los sueños
llenos de limbos, de niños muertos, de bahías
de panes secos, de arrabales dulces
de arrabales amargos, de fango y deletéreas horas.

Y tu pasión onírica,
regresaba a la forma de la cafetera,
aquella que vibrara en tu oído
al hervir con un rumor de niña soñadora
que se perdiera una tarde en las orillas del arroyo,
buscando en la etiqueta del cuchillo
la madre olvidada de los sueños,
la que no regresara
cuando su cuerpo quedó sobre el crepúsculo
como nube vacía
con la humana forma de un agujero

Sin voz,
sin frío,
sin silencios,
cafetera vacía prendida del gorgojo
que cayera del sol.

GOCHO VERSOLARI

Publicar un comentario