sábado, 10 de diciembre de 2016

El lento deshielo de la muerte




En la tarde de verano hay un corazón helado.
Un centro irreductible que atrae seres, personas,
cosas y animales
hacia un núcleo de dolorosa mudez.

Acompáname que te mostraré el agujero
en la tierra del parque
Podrás ver los chispazos del invierno próximo
podrás tomar  mi mano
 y navegar  los carámbanos agudos
mientras el penoso hielo se prende de las azoteas.

En la tarde de verano hay un corazón helado.
Ayúdame a extraerlo  del hielo,
bríndale un poco de licor para que viva
entre los animales de las sombras
y que en la primavera
pueda atravesar  todos los puentes,
vencer a los ocasos
y llegar a la   orilla del día
donde los demonios juegan con los ángeles
y la hierba entra por los pies al otro corazón,
que espera y espera  el lento deshielo
de la muerte.

GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario