domingo, 4 de diciembre de 2016

La sal



Alguien arrojó al viento
 la sal que debiera durar los días de un año. La sal
en esta mañana que se tiende como un barco;
que navega lenta el tiempo de los sueños.

Te tomo de la piel
y te lluevo sobre la mucosa de los días;
vehículos glaucos rasgan el espacio. La sal
llena de desiertos tus miradas
ydiscurre,
 rumorosa
en el céfiro de finales del otoño.

 La sal
que debiera durar los días de un año
ha caído en el cuenco de esta  mañana tersa,
llenando de jofainas azules
los silencios.

Gocho Versolari
Publicar un comentario