domingo, 4 de diciembre de 2016

Variaciones sobre el Erotismo del Vacío



En la tierra diaria y firme del sendero,
rodean tu paso los abismos,

Gentiles,
sonrientes,
abren con elegancia  las sinuosas fauces
y te invitan a caer,
a derrumbarte.

Los esquivas con agilidad,
saltando las esquinas con tus pies descalzos.

También les sonríes. Te fascina
coquetear con las sonrisas de los cráneos alineados
en las profundidades.

A eso de las seis tropezarás
con una caravana de mendigos
que reclamarán de ti
una caricia
una moneda
una mirada.

Escaparás apenas
con el vestido rasgado  y sosteniendo tus senos

Se liberará de tu boca la sonrisa de siempre
y volará sobre las maderas del aserradero,
para hundirse  en el arroyo oscuro
que baña las paredes de la fábrica,

tu sonrisa de siempre
la que busca los abismos de la noche
y se inmola como ofrenda
de los dioses que se ocultan en los picos,
en las vertientes lejanas,
y en el corazón de todos los vacíos.

Ahora
una sombra coquetea con tu sexo
y se hunde el sol.

GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario