lunes, 19 de diciembre de 2016

Tus huellas





En el sendero que conduce al arroyo
las huellas de tus pies desnudos se elevaron
hasta perderse en la horqueta del sicomoro
donde cada tarde
el sol se fuga al otro mundo.

Eran siete las huellas 
de tus pies conociendo la brisa del verano.
La  lluvia de la noche
las convertiría en gruesos goterones
que ayudarían a moldear la arcilla del sendero
 
En esas siete improntas de tus pequeños pies
 he  descifrado
aquel lenguaje antiguo que describe
la llegada de la primera aurora,
el gemido azul del primer hombre
y esta amarilla mañana
que nos cubre de pétalos 
y de calor azul.

Noche tras noche,
tu tibieza reptará entre mis sábanas
y llenará mi vientre
con tu desnudo caminar
y tu silencio

GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario