lunes, 13 de marzo de 2017

Recibe el Sol





"Toda la nieve del mundo cabe en una lágrima"
afirmas mientras cubres tu seno derecho
 un momento antes
que tu pezón se fugue al espectáculo del mundo

"Toda la nieve del mundo cabe en una lágrima..."

Siempre que predicas en la mañana,
el cuarto se llena de muelles,
de gaviotas tardías.

"La nieve prepara un corazón de fuego
que en parte alienta
que en parte quema
huesos, tendones y silencios".


el sol de las diez ilumina el polvo suspendido
y un trozo de azul golpea la celosía.
Y tú sigues hablando de la nieve,
de un mundo cubierto de hielo, de cuchillos;
 en tus ojos,
los fantasmas se separan de las cuencas
y recorren los rígidos carámbanos.


Procuro descubrir con mis labios
el punto helado y ceniciento
en tus recodos,
en tus axilas.
en los amaneceres de tu cuerpo

Después del mediodía mi boca se ha gastado
y tú sigues perdida en los abismos.
El café de la media tarde me sabe a silencio
mientras tu desnudez se desgrana en goterones
y el sol baila una danza en el linóleo.

Abre tu boca;
recibe el trozo de pan de la mañana;
bebe el escorzo de los siglos,
la sal de los milenios.
Preparan su danza las auroras
y los ritos azules se cuelgan de las enredaderas.

Abre tu boca;
derrite las lágrimas heladas.

Recibe el sol.

GOCHO VERSOLARI

Publicar un comentario