jueves, 13 de abril de 2017

Durante Mil Años nos miramos Fijamente




Durante mil años nos miramos fijamente
y en ese tiempo
 degustamos los inmensos  rostros del silencio;
 el escorzo dentado del vacío.

Cuando azules elefantes
 fundaron una aurora yerta
me dijiste que anhelabas el regreso a casa
Durante tres eones no dejé de preguntarte
a qué llamabas casa en medio de las chispas azules,
de los infinitos que se atropellaban
y que pugnaban asomar
en tu mejilla izquierda.

Durante mil años nos miramos fijamente.
El silencio
 forjó caracoles  de sal
en tus cabellos.

GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario