viernes, 28 de abril de 2017

La miel que en cada paso engendran tus pisadas



Las luces se estremecen apenas
como el sueño de un pàjaro 
escondido en las plumas y en el alma
de otro pájaro.

Las luces se estremecen apenas:
es que te acercas,
descalza como siempre,
 caminando por las entrenubes,
mientras los cormoranes de las horas
atraviesan las grutas de mi ombligo;
 las luces tiemblan todavía
y solo llega tu perímetro
de ámbar y de lágrimas
de silencios,
de muertes y de frío.

Te llenaré con un semen fluorescente
 cuando el silencio estrangule
el ùltimo segundo fugitivo.
Tu orgasmo llegará lento, demorado:
 ventisca detenida
y hará que lluevas sobre sábanas 
estrelladas, 
azules,
repletas de cóndores,
de alcohol y de miradas. 

Cuando se precipiten
los panes calientes de la aurora, 
me entregaré a la agonía de beber
la  miel  que en cada paso
 engendran tus pisadas.  

GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario