viernes, 26 de mayo de 2017

Tu Descalcez Azul





Mientras caminas hacia el malecón,
las marimbas del día
bailan lentas en las cornisas del aire;
la tarde se prende  de  tu descalcez azul:
 un preludio a tu cuerpo desnudo
sugerido apenas por  la bruma 
que llega del oeste.

Después bailarás sobre las rocas en punta.
Posesa, 
enloquecida,
mientras el animal que diseñan las horas
se arrastra y aúlla  reclamando  tus plantas.

Jadeando luego de tu danza,
reclamarás los blancos buitres de mi sexo 
y al llegar el crepúsculo
tus empeines vomitarán una niebla azul
que tapizará carámbanos,
sutiles osos de la atmósfera
y lunas tenues que saldrán de  tus dedos
y del escorzo de tu pie derecho.

Será la luna prendida de tus pies,
 quien llene de agonías la alborada.

GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario