miércoles, 2 de agosto de 2017

"El Vacío no se puede Demoler porque es Vacío"





El vacío no se puede demoler, porque es vacío
rezaba la leyenda en la entrada de la cueva
Te miré a los ojos. El desierto
tejía pájaros, 
                nidos
                       y deseos.

El vacío no se puede demoler porque es vacío.

Te reíste  mientras hablabas de pleonasmo
y las mariposas del polvo
atravesaron tus pies y tu mirada. 
Entonces descubriste tu seno derecho 
(el del lunar).

El desierto llenaba de espejos
la carne abrasadora 
del mediodía.
Hicimos el amor en medio de la sed,
bajo gorgonas invisibles,
bajo sierpes azules. Hicimos el amor,
y el vacío cayó en nuestras entrañas
trozo a trozo,
partícula a partícula.

Diluidos en la transpiración,
desnudos como panes
entramos a la cueva. Un cormorán azul
con la tarde en sus alas
nos bañó de silencio,
de sal
y de pequeñas muertes. "No pensemos",
dijiste mientras bebías de un oasis 
que tendieron de pronto las palomas.

  El vacío
volvería a crecer en nuestros pies
y a levantar catedrales de luz negra
sobre nuestras cabezas.

El vacío no se puede demoler porque es vacío
musitó el monstruo en mi oído derecho
un segundo antes de mi luz.

GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario