sábado, 2 de diciembre de 2017

Buitres Brillantes, Ciegos y Silentes




Tus huellas son el lenguaje de los días,
aquello que se oculta detrás de refulgencias,
de durezas,
de sabores,
de ruidos,
de silencios. Tus huellas
dibujan en la tierra los matices del cielo
y sueltan en la noche
buitres brillantes, 
ciegos y silentes.

Fíjate que no menciono tu belleza
ni aludo al hecho
que moras en el interior de mis arterias,
que en  el entresueño de la madrugada te despiertas
y recorres con ojos suspendidos
el espacio sin extensión de mi conciencia. 

Sólo tus huellas sostienen pájaros
cuando la mañana nace y agoniza,
cuando los cormoranes de la luz
se suicidan en masa
y tus pasos que se tienden al cielo
se imprimen en lo grande,
en lo pequeño,
en el  vértigo diminuto de aquello que se mueve
y en el flanco azul de lo inmutable. 

No te alejes. 
Recorre mis órganos con tus celestes pies;
contempla las ocas de la tarde 
mientras caen hacia arriba 
y con tus pasos
 diseña una por  una
las estrellas. 

GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario