domingo, 7 de enero de 2018

Amasamos el Sol





Luego de mirarte a los ojos,
el monstruo  te devoró con lentitud

Atardecía 
y en pleno sueño de la bestia,
emergiste de su ombligo:
bella,
              desnuda, 
                               luminosa.

Entonces llegaste hasta mi cama
y amasamos el sol.


GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario