martes, 2 de enero de 2018

Variación sobre la Muerte









La muerte no es otra cosa que un racimo de senderos
a los que recorren sombras
parecidas a lo que fuimos.
En algún lugar brilla la luz
y la buscamos sin saberlo,
mientras un cielo desesperado
se abalanza sobre una tarde huérfana.

La muerte
no es otra cosa que este caminar
que repetimos desde milenios
a pesar del dolor 
insistente,
reiterado
y de los ojos que planean
sobre mundos desiertos.

En alguna parte el viento agita la hierba
y los pájaros buscan alimento entre las rocas.
En alguna parte hay alegrías y tristezas
que vuelan por sí mismas. Nosotros
en nuestro caminar mortuorio
buscamos encajarnos en ellas:
moldes azules, cálidos
mientras las aves de la noche se abalanzan lentas
sobre la milenaria danza de los huesos
sobre las pieles que se extienden como sábanas
hasta cubrir,
- mortaja viva -
 los ojos de la luna.

GOCHO VERSOLARI
Publicar un comentario